miércoles, 30 de enero de 2013

TRABAJADORES EN RELACIÓN DE DEPENDENCIA.-AUMENTO DEL 20% DEL MÍNIMO NO IMPONIBLE Y DE LAS DEDUCCIONES PERSONALES

TRABAJADORES EN RELACIÓN DE DEPENDEncia

 Aumento del 20% del mínimo no imponible y de las deducciones personales


Nuevos valores anuales de las deducciones personales luego del incremento del 20% que se aplica a partir del mes de marzo de 2013: 

- Ganancia no imponible: $ 15.552 

- Cargas de familia
* Cónyuge: $ 17.280
* Hijos: $ 8.640
* Otras cargas: $ 6.480
- Deducción especial -sueldos y jubilaciones-: $ 74.650 

Aún no se ha publicado en el BO



La falta de actualización automática del mínimo no imponible y de las deducciones especiales provoca que el beneficio de hoy se diluya mañana. U


"En un análisis de más largo plazo, los ajustes anunciados al impuesto no compensan los rezagos en las deducciones acumuladas en los últimos 15 años (para realizar una comparación contra un año previo a la maxi devaluación de 2002 y a la aplicación de la denominada tablita Machinea)", alertan los economistas Marcelo Capello y Gustavo Diarte, de Ieral de Fundación Mediterránea al Infobae profesional.
No se trata de un bache menor. "Con el anuncio de suba en 20% en el mínimo no imponible y deducciones del impuestos a las Ganancias, las deducciones totales permitidas para un trabajador soltero habrán aumentado 296% entre 1998 y 2013, y 352% para un casado con dos hijos, cuando los precios al consumidor lo habrán hecho 522% (supuesto del 25% en 2013)", destaca el estudio privado.

De ahí surge que "el salario neto mínimo sujeto al impuesto se ubicará, en 2013, entre los niveles más bajos de la última década, medidos a precios constantes de 2013 ($6.939 y $9.597 netos para soltero y casado con dos hijos, respectivamente, guarismos que en el caso de los solteros resultaron inferiores sólo en 2005)".
Los expertos resaltan que no sólo ahora los asalariados pagan más impuestos que antes del "cambio de modelo", sino que a partir de las negociaciones salariales que comenzaron a desarrollarse y que, como todos los años, culminarán hacia fines de mayo, principios de junio, sufrirán crecientes quitas por parte de la AFIP del ajuste que acuerden.
Supuestos de ajustes nominales
Capello y Diarte estimaron que si las negociaciones de suba de las remuneraciones se ubican en un rango en torno al piso de 20% que pretende el Gobierno y el 30% que se proyecta la inflación, el impuesto a las Ganancias para los asalariados que perciben más de $10.000 al mes, en caso de un soltero, y de $20.000 de un casado con dos hijos, el estado se convertirá en un socio pesado.
En el primer caso, el efecto neto va desde poco más de un cuarto del aumento hasta un tercio.

Mientras que en el segundo el efecto llega hasta poco más de dos tercios de la suba salarial que logre.

Fuentes: Iprofesional

No hay comentarios: