sábado, 22 de marzo de 2008

JÓVENES Y MILLONARIOS

Buenos Aires, 22 de Marzo de 2008
Sabado 22 de Marzo de 2008

Jóvenes y millonarios: el fenómeno de los nuevos ricos de Internet.

Tienen menos de 30 años y fortunas en sus cuentas bancarias. Su capital está basado en sus ideas. Nacieron en la era digital y supieron aprovechar las innumerables ventajas y posibilidades que les proporcionó la gran red de redes. Quiénes son los creadores de los proyectos más exitosos de la web 2.0
No necesitaron grandes capitales económicos, conocimientos financieros ni tradición de negocios. Sólo supieron aprovechar el momento y combinar su capacidad con las ventajas que brinda la web 2.0.
Los unen dos características tan sencillas como sorprendentes: todos ellos tienen menos de 30 años y varios miles de millones a futuro en sus cuentas bancarias. No dan con la talla ni el physique du rol de multimillonario, y muchos de ellos ni siquiera imaginaron, cuando iniciaron sus proyectos, que sus arcas se colmarían de dinero.“Los emprendimientos en Internet parten más de una buena idea, original o creativa que de la acumulación de capital. Muchas de las empresas TIC (no sólo las de Internet) son históricamente nacidas en garages y, por supuesto, para grandes proyectos en la web alcanza con tener una PC y conexión a la red”, señala a infobaeprofesional.com Alejandro Prince, presidente de la empresa de investigación y análisis de mercados de informática y telecomunicaciones, Prince & Cooke. Sus fortunas están calculadas en base a lo que se estima valen sus “ideas”, las ofertas de compra que reciben y a la proyección que los analistas prevén tendrán sus originales iniciativas. Cambio de modeloLa afirmación de que una idea vale más que mil palabras se ve definitivamente materializada en el mundo de la web 2.0. En sociedades donde la virtualidad es cada vez más poderosa, la creatividad adquiere especial valor.Mientras antes las fuentes de riqueza se basaban únicamente en lo tangible, hoy la intangibilidad ha logrado convertirse en la estrella del mundo de los negocios. Diez años atrás, los analistas financieros miraban con recelo el desarrollo del Internet, preguntándose si ese novedoso invento llegaría algún día a ser rentable. Lejos de esas preocupaciones, los nacidos en la era digital dejaron las elucubraciones de lado y comenzaron a explorar y explotar las posibilidades que les otorgaba el nuevo medio.Definitivamente, Internet se convirtió en un negocio rentable, y aquellos que supieron aprovechar sus bondades, hoy disfrutan de los beneficios de una industria que mueve millones y cuya proyección a futuro continúa siendo más que optimista. Cuna de millonariosLa de la Internet comercial es una historia plagada de compras, ventas y fusiones extraordinarias, estrepitosas caídas y sorprendentes batacazos. Entre 1996 y 2000, la web fue una máquina de generar millonarios. Se calcula que durante esos cuatro años, en Silicon Valley -la meca mundial de la red de redes- veían la luz 64 millonarios por día. La totalidad de estos nuevos acaudalados, no superaban los 30 años. “Internet es un fenómeno etario”, resume Prince a modo de preámbulo a la hora de responder por qué existen tantos jóvenes millonarios producto de la web. “Como empresarios o como usuarios los jóvenes tienen ventajas, los nativos digitales viven esto como algo cotidiano, en vez de racionalizarlo como los viejos que nacimos sin PC y sin Internet”, amplía. Según el especialista, estos nuevos emprendedores se crían o “crean” en ámbitos, como las principales universidades del mundo, donde están en constante contacto con los últimos descubrimientos tecnológicos y en entornos que favorecen el ímpetu emprendedor.“Es un caldo de cultivo”, dice Prince.Sin embargo, aclara que no basta sólo con el lugar, sino que el surgimiento de estos jóvenes millonarios requiere también de ciertas condiciones, “como las que se dan en Sillicon Valley: universidades , fondos, espíritu innovador”Pasión y oportunidad Los expertos en tecnología afirman que, paradójicamente, el éxito de estos proyectos reside en la “casualidad”. La mayoría son iniciativas creadas sin una ambición comercial, nacidas de una necesidad o una afición personal. Otra de las característica que influye notablemente en su éxito es la pasión y el entusiasmo que ponen en su realización quienes lo llevan a cabo.El ejemplo lo da Evan Williams, el creador de Blogger.com en su blog personal: “¿Qué sería de una start-up (empresa en creación) sin sus días repletos de comida basura y sus noches sin dormir, sostenidas gracias a la cafeína?”, se pregunta. Una de las particularidades de estas creaciones es que en general se realizan de a dos, y en la mayoría de los casos la dupla está conformada por un techie fanático y puntilloso, y otro con una mayor visión comercial, que es en definitivamente quien termina llevándose los honores. El gran salto de estos emprendimientos se da cuando las grandes compañías del sector tecnológico, como Microsoft o Google, deciden enfocar sus miradas sobre ellos. La apuesta monetaria que decidan hacer estos gigantes sobre los noveles proyectos marcará el piso de su cotización. De allí en más, todo es cuestión de popularidad y caudal de usuarios.Aquí están, estos sonSus nombres se asocian a proyectos como Facebook, Mozilla y Youtube, y mientras sus cuentas bancarias superan los cientos de millones de dólares, sus edades no sobrepasan la tercera década. Estos son los cinco hijos prodigio más destacados de la web 2.0:
Mark Zuckerberg (Facebook), 23 años. A los 19 años desarrolló, junto a un grupo de compañeros, la red social más exitosa de Internet, Facebook. Fue en su dormitorio de la Universidad de Harvard, casa de estudios que luego abandonó definitivamente para dedicarse de lleno a su empresa. Facebook nació el 4 de febrero de 2004 como un espacio de socialización entre Zucker y sus amigos de la universidad. Pero el resultado fue sorprendente: en tan sólo dos semanas, dos tercios de los estudiantes de Harvard se habían adherido al sitio.
Rápidamente la red se extendió a otras instituciones: la Universidad de Boston, el MIT, Stanford, Columbia, Yale y Princeton, hasta conquistar gran parte de la red universitaria de Estados Unidos.
Hoy su creación está valuada en u$s1.500 millones, lo que convirtió a Zuckerberg en el magnate más joven del mundo y lo ubicó recientemente en el puesto 785 de la lista de los 1.125 magnates más ricos del mundo, elaborada por la revista Forbes.
Tanta es la popularidad de esta red social, que incluso Yahoo, Google y Microsoft realizaron muy generosas ofertas para comprar acciones de Facebook, pero ninguno logró satisfacer las expectativas de Zuckerberg.
Finalmente, en octubre de 2007 Microsoft compró el 1.6% de las acciones de Facebook. La operación fue de US$240 millones.
Andrew Gower (Runescape), 28 años. En 1999, mientras cursaba sus estudios en la Universidad de Cambridge, co-fundó Jagex Ltd, empresa creadora y distribuidora de juegos Java para páginas web. Además es el desarrollador de RuneScape, un famosísimo juego del tipo MMORPG.
A un año de su lanzamiento, RuneScape ya contaba con más de un millón de cuentas gratis registradas. En 2002, Jagex lanzó la versión paga del juego, que logró 5.000 suscriptores sólo en la primera semana.
Hoy RuneScape cuenta con más de 9 millones de cuentas gratis y más de 1 millón de cuentas pagas. A su vez, más de 6 millones de personas acceden a RuneScape al menos una vez al mes.
Se calcula que la fortuna de Gower es de u$s650 millones.
Blake Ross y David Hyatt (Mozilla), 22 años. Estos dos desarrolladores de software estadounidenses se hicieron mundialmente famosos por su trabajo en el exitoso navegador Mozilla Firefox, que hoy está valuado en u$s120 millones.
Ross además inicio el proyecto Spread Firefox junto a Asa Dotzler y en 2005 fue nominado por la revista Wired con el principal Top Rave Award. A los 15 años, el joven había sido contratado para trabajar como interno en la Netscape Communications Corporation. Recientemente se graduó en la Stanford University.
Hyatt trabajó en las comunicaciones de Netscape desde 19977 hasta el 2002, donde además de contribuir con el desarrollo del navegador Mozilla, ayudó en la elaboración de Camino y Firefox. También escribió las especificaciones de los lenguajes de programación XBL y XUL.
Estudió en la Rice University y se graduó en la universidad de Illinois. Actualmente trabaja en Apple Inc., donde es parte del equipo de desarrollo responsable del navegador web Safari y el kit de trabajo en grupo Webkit.
Chad Hurley (Youtube), 30 años. Es el co-fundador de YouTube, el sitio de videos más grande de Internet. El revolucionario invento nació en febrero de 2005 en un garaje de California. En ese lugar, Steve Chen y Chad Hurley, dos compañeros de Stanford que superaban apenas los veinte años, concibieron la original idea: crear una página web en la que los usuarios pudieran subir sus propios videos.
Pese a que el sitio debe enfrentar asiduas y cuantiosas demandas de discográficas y productoras por los contenidos que suben los internautas, ninguna de ellas logró frenar su espectacular crecimiento. En octubre de 2006, Hurley vendió YouTube por u$s1.650 millones a Google.
Angelo Sotira (Deviant ART), 26 años. Fundó, junto con Scott Jarkoff y Matthew Stephens, DeviantArt, un lugar para exhibir e intercambiar opiniones sobre trabajos artísticos. El sitio incluye fotografía, diseño digital y literatura, entre otros. Hasta enero de 2008, DevianArt contaba con más de 6 millones de usuarios. Su fortuna se calcula en u$s75 millones
Si después de leer la nota ya comenzó a evaluar la posibilidad de inscribirse en un curso de programación o está mirando con buenos ojos la computadora, tenga en cuenta antes el consejo de los que saben. “Hay que buscar un nicho de negocio, mantener la estructura de la empresa muy reducida, ser diferente y sobre todo ser muy ágil”, recomienda Evan Williams en su sitio, como parte de sus “Diez reglas para empresas recién creadas en Internet”.

fuente: María Eugenia Baliño©infobaeprofesional

No hay comentarios: