lunes, 11 de abril de 2016

Planificación hereditaria de las propiedades: cambios de acuerdo al nuevo Código civil

En el Diario La Nación de hoy, 11 de abril de 2016, salió una interesante nota sobre la planificación sucesoria en materia de propiedades. En este artículo especialistas aseguran que la donación en vida no es ahora la mejor opción con la entrada en vigencia el nuevo Código Civil.

 El fideicomiso familiar o sucesorio se constituyó como opción tras la entrada en vigencia del nuevo Código Civil, en agosto. 

La norma modificó algunos aspectos que inclinaron la balanza, según especialistas consultados por LA NACION, en favor de la sucesión, y quitaron peso a la donación.

La evaluación de expertos de distintas áreas hace foco en el condicionamiento de cada figura sobre el título, con los costos en un plano secundario. Ya que un título "imperfecto" puede tener, coinciden, una incidencia más perniciosa que el valor de un trámite.



Antes, la donación transfería un título no observable, es decir, que ningún tercero -por ejemplo, un hijo extramatrimonial- podía reclamar parte de una herencia. "Pero ahora, que alguien puede ser designado heredero tras un fallecimiento, el título proveniente de una donación se considera imperfecto, hasta que hayan pasado diez años", contrasta.



El ser objetable expone a la propiedad a una depreciación, si se encuentra comprador, ya que los riesgos son altos.
También esto traba los créditos hipotecarios, que los bancos lo rechazan en esos casos.
Si la donación tiene a un tercero como beneficiario pueden ser los herederos los que reclamen. La donación siempre queda sujeta a revisión. Por ejemplo, si tras la muerte el patrimonio ha cambiado y no cubre la parte de los herederos, pueden objetar el título. El nuevo Código les atribuye 66% del patrimonio, y deja 33% (ya no 20%) para libre disponibilidad.
Otra desventaja: es difícil determinar a qué edad donar ante una mayor esperanza de vida. "Si la persona fallece a los 95, y donó a los 65, adelantó los costos 30 años y eso tiene un costo financiero.

Se sugiere leer la nota completa en La Nación del día de la fecha.



No hay comentarios: