lunes, 5 de enero de 2015

Desde el 1 de enero las compañías que vendan
 bienes
por Internet deberán aplicar
el IVA del país desde el que se compra 
y no donde
 tienen su sede las empresas, tras entrar
 en vigor una nueva normativa europea.
Este cambio normativo se traducirá en
 la mayoría 
los casos en un incremento 
del precio final en cada compra digital 
 que se 
realice en este 2015, advierte 
la Asociación de Internautas.


La directiva, a la que se denomina de forma 
 informal “Tasa Amazon” 
porque el gigante del comercio electrónica 
será uno de los más afectados
encarecerá  los libros digitales, las aplicaciones
 para móviles, juegos, música
 o servicios de alojamiento web, entre otros bienes.

Amazon vendía sus libros digitales con 
IVA
 reducido del 3 %, porque 
 tiene su sede fiscal.en Luxemburgo.

No hay comentarios: