miércoles, 17 de octubre de 2012

Incremento de la presiòn tributaria en los sueldos


En 15 años, el peso del impuesto en los salarios medios pasó de 0,8 a 5,4% -casi seis veces más- por la falta de actualización según la inflación

El impuesto a las ganancias alcanza ya a salarios que, en términos reales, son hasta 35% más bajos que los que una década atrás fijaban el umbral para tener esa obligación con el Estado.


La mayor presión fiscal no sólo se siente en los salarios más altos, sino también en los de la franja media; por ejemplo, en un sueldo mensual bruto de 15.000 pesos se paga una tasa efectiva que es seis veces más que la que se tributaba en 1998 con una remuneración de poder adquisitivo equivalente.
Así lo revela un informe elaborado por el Ieral, de la Fundación Mediterránea.

De acuerdo con el informe, de haber existido una suficiente actualización de montos según la inflación estimada para el período de 1998 a 2012 -de 398 por ciento, si se consideran las estadísticas de institutos provinciales-, hoy deberían tributar los solteros con un salario neto de al menos 8727 pesos por mes y los que tienen cónyuge y dos hijos a cargo, a partir de los 10.565 pesos, en lugar de las cifras vigentes, de 5782 y 7998 pesos, respectivamente. En términos de valor real, hoy la primera variable tiene un retraso de 35 por ciento y la segunda, de 25 por ciento.

Ante un aumento nominal de salarios -que podría ni siquiera ser suficiente para mantener el poder adquisitivo frente al avance de la inflación- se pueda producir un salto importante en el monto a tributar, por el pase de una tasa de imposición a otra, según la escala del impuesto a las ganancias.




Fuente: la naciòn

No hay comentarios: