martes, 23 de octubre de 2012

Diferencias entre Mandato civil y comercial

Diferencias entre el mandato civil y el comercial


Mandato Civil:
Artículo Nº 1869 del Código Civil: 
" El mandato, como contrato, tiene lugar cuando una parte da a otra el poder, que ésta acepta, para representarla, al efecto de ejecutar en su nombre y de su cuenta un acto jurídico, o una serie de actos de esa naturaleza".

Entonces el mandato será civil cuando el carácter de los actos sea de naturaleza civil.



Mandato Comercial:
Artículo  22 del Código de Comercio:
 "El mandato comercial, en general, es un contrato por el cual una persona se obliga a administrar uno o más negocios lícitos de comercio que otra le encomienda. El mandato comercial no se presume gratuito".
El mandato comercial se diferencia del civil fundamentalmente en la naturaleza de los actos encomendados al mandatario.

El mandato comercial jamás se presume gratuito, mientras que el civil conforme lo dispone el art. 1871, se presume gratuito excepto que se hubiera convenido que el mandatario perciba una retribución por su trabajo

El mandato  se presumirá oneroso cuando consista en atribuciones o funciones conferidas por la ley al mandatario, y cuando consista en los trabajos propios de la profesión lucrativa del mandatario o de su modo de vivir.


Aceptación del mandato

Mandato Comercial:

 Art. 235 del Código de Comercio: El comisionista es libre de aceptar o rehusar el encargo que se le hace, si rehúsa debe dar aviso al comitente dentro de las veinticuatro horas, o por el segundo correo; si no lo hiciere será responsable de los daños y perjuicios que hayan sobrevenido al comitente, por no haber recibido dicho aviso.

Mandato Civil
Art. 1878 del Código Civil: Entre ausentes la aceptación del mandato no resultará del silencio del mandatario, sino en los casos siguientes: 
1°) Si el mandante remite su procuración al mandatario, y éste la recibe sin protesta alguna. 
2°) Si el mandante le confirió por cartas un mandato relativo a negocios que por su oficio, profesión o modo de vivir acostumbraba recibir y no dio respuestas a las cartas.

No hay comentarios: