Share |

lunes, 12 de diciembre de 2011

Inflación estimada en Argentina para 2012

Inflación para el 2012 es Argentina según estudios privados.

Los analistas privados estiman que la inflación en Argentina en 2012 seguirá por encima del 20 por ciento por tercer año consecutivo.

Si bien la mayoría de los economistas consultados por La Nacion destacan que en los últimos meses se registró cierta desaceleración en los precios, precisan que esta baja se verá compensada por los aumentos que se esperan en el rubro de los servicios públicos, a partir de la generalización de la quita de subsidios en las tarifas de luz, gas y agua.

"Para 2012 teníamos planteado un escenario más tranquilo, con un descenso de entre cuatro y cinco puntos en los niveles de inflación, pero esta baja se va a ver compensada por una suba en los servicios públicos. Lo que vemos es un desplazamiento del gasto familiar, con una porción que hoy se destina a bienes y servicios privados y que pasará a los servicios públicos, con lo cual la inflación en 2012 se mantendrá más o menos estable, pero con una composición diferente a la de este año", señaló el economista Jorge Todesca.

A grandes rasgos, la proyección es compartida por la economista Milagros Gismondi, del estudio de Orlando J. Ferreres, que proyecta para 2012 una inflación en torno al 25 por ciento. "Si bien esperamos un escenario con una actividad económica más desacelerada, también vemos una presión adicional de entre 3 y 4% como producto de la quita de los subsidios en las tarifas de los servicios públicos. El gran interrogante es ver cómo impactará este tema en la estructura de costos de las empresas y si se produce algún traslado a precios", señaló la economista.

Aldo Abram tiene una visión un poco más pesimista y alerta sobre el impacto que podría tener en la economía argentina una profundización de la crisis en Europa. "En octubre y noviembre vimos cierta desaceleración, que se explica básicamente por un tema estacional, pero para 2012 esperamos un nuevo repunte de los precios. Si bien en principio los factores internacionales juegan a favor, a partir de una merma en los precios de las commodities provocada por la incertidumbre que despierta la economía europea, la crisis podría ser parecida a la que sufrió el mundo en 2008. El mayor problema es que el frente interno no es el mismo que el de ese momento. Hace tres años teníamos superávit fiscal y 2011 está cerrando con un déficit de $ 3000 millones, con lo cual estamos mucho más expuestos", explicó Abram. "La inflación de este año rondará el 24% y veo muy difícil que no siga creciendo en 2012, con lo cual esperamos una suba en torno al 27 por ciento", agregó el economista.
La crisis en las economías del Primer Mundo para otros analistas podría tener un efecto más favorable, al menos en materia de inflación. "En los últimos meses vimos una desaceleración de los precios. El año había comenzado con una inflación acumulada en torno al 26% y hoy ya se ubica en 21,6%. Este freno se explica por factores externos, como la baja en las commodities, y también por cierta actitud de cautela que provocó un freno en el consumo", señaló Rodrigo Alvarez, de Ecolatina.

En el punto en el que todos los analistas privados coinciden es en que la inflación de 2011 cerrará por encima del 20%, Si bien a partir de octubre último se registró cierta desaceleración, se espera un repunte en diciembre, que tradicionalmente es, junto con enero, uno de los dos meses de mayor inflación del año. A los aumentos estacionales además se suman otros que se conocieron en los últimos días, como el de los taxis, la medicina prepaga, los peajes y una larga lista de alimentos y bebidas.

Fuente: La Nación
 
Share |