martes, 4 de octubre de 2011

Uruguay estudia la manera de comenzar a dar información tributarias sobre argentinos


Las autoridades  uruguayas buscan un proceso  gradual, prudente y no exponga al país a problemas con inversores de ese país para informar a Argentina sobre los inversores en eses país de ciudadanos argentino en respuesta a la presión de la Argentina para que Uruguay acceda a intercambiar información tributaria.

"No podemos responder que la Argentina hace un uso político de ese tema, que no genera confianza en el tratamiento de información ni garantías para los contribuyentes", y por eso se hace cuesta arriba "dar argumentos de por qué firmamos acuerdos con países lejanos y no con un vecino", dijo una de las fuentes consultadas por el diario La Nación.

La administración uruguaya es auditada por el Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información con Fines Tributarios, mediante un régimen de "revisión de pares" que cumple dos fases. Una es la revisión del marco jurídico, y otra, sobre el cumplimiento efectivo de las normas. En la primera etapa se estableció el estudio de tres temas de la legislación: la disponibilidad de la información, el acceso de datos y las listas de intercambio de información con otros países.

En abril de 2009, en plena campaña electoral, Uruguay quedó mal posicionado dentro de una lista de países que adherían o no a los estándares internacionales. Sin quedar en la "lista negra" de los no adherentes, el Estado uruguayo fue situado en un espacio "gris", junto a países que habían asumido un compromiso con el estándar de intercambio de información tributaria de la OCDE pero que no lo habían llevado a cabo.

En la consideración de esta organización, Uruguay presenta flancos en dos de los tres temas a considerar. En "acceso a la información", el país tiene registros que son considerados confiables y la información de cada contribuyente es accesible. Pero en "disponibilidad de información", tiene el régimen de acciones al portador, que es visto como un problema para acceder a datos de los contribuyentes. Y en "intercambio de información", Uruguay venía acelerando su plan de acuerdos con otros países para llegar a los doce requeridos, pero en París se encontró con un cambio de criterio que complica su accionar.

El caso está en la Asesoría Tributaria de Economía y las autoridades quieren manejarse con dos criterios: demostrar voluntad de transparencia y proteger a los inversores extranjeros, sin que eso se vea como un paraguas para evasores impositivos. Las autoridades sostienen que aunque haya un tratado de intercambio de información se cuidará que cualquier mecanismo no implique "abrir las cuentas para mostrar todo lo que tiene cada uno", en referencia a contribuyentes argentinos..


Fuente: La Nación

No hay comentarios: