miércoles, 10 de agosto de 2011

Qué pasa con la economía global


2. ¿Se había recuperado la economía norteamericana? Sí, pero muy débilmente y de manera despareja. El débil repunte de la economía crea muy pocos empleos, la desocupación es muy alta y hay dudas sobre cómo podía continuar creciendo. Todavía hay por lo menos un millón de viviendas que valen en el mercado menos que el valor de la hipoteca que tienen.
3 ¿ El acuerdo para evitar el default de la deuda americana no alivió la presión? No. Primero creó mucha desconfianza por el manejo político que se vio. A los Estados Unidos no le faltaba el crédito y podía seguir endeudándose, a diferencia de Grecia a quien los mercados no le prestan más. El pobre manejo político creo la sensación de inseguridad en la capacidad para resolver las cosas en tiempos difíciles. La confianza en que EE.UU. pagará siempre su deuda y respetará en el valor de su moneda se basa en la confianza en su sistema institucional.



4 ¿Hay peligro de que Estados Unidos entre en cesación de pagos? No. La calificadora de riesgo Standard & Poor's rebajó la calificación de deuda de la más alta a uno inferior, pero muy lejos del riesgo de cesación de pagos. Muchos han creído que el acuerdo entre republicanos y demócratas para elevar el techo de la deuda tiene recortes de gastos enormes que hacen que sea difícil que la economía vuelva a crecer vigorosamente pronto. El Nobel Paul Krugman desde su columna en el New Yok Times criticó fuertemente ese acuerdo.
5 ¿Cuáles son las consecuencias para la Argentina? Una profunda recesión que reduzca el precio de las materias primas, como la soja, el petróleo y algunos metales tendría importantes consecuencias para la Argentina y otros países productores que se han visto beneficiados por la larga bonanza de valores en esos productos.
6 ¿Es parecida la situación a la de 2008? En 2008 hubo un colapso del crédito por la enorme desconfianza que causó la súbita caída de Lehman Brothers. Ese colapso generó una caída súbita y muy profunda del comercio mundial. La caída accionaria actual más parece relacionada con un temor a una economía anémica por algún tiempo más, pero no a la caída de algún gigante financiero.
7 ¿Desaparecerá el dólar como moneda de refugio? Los mismos analistas que rebajaron la calificación de los Estados Unidos consideraron que la moneda norteamericana seguirá por mucho tiempo un refugio. La mayor parte del comercio mundial está nominado en esa moneda y países como China y Brasil son grandes tenedores de activos nominados en dólares como reserva. Parece difícil de cambiar de un modo veloz. De hecho en la Argentina ante los temores crece la demanda de dólares y el Banco Central debe vender para evitar el aumento de la cotización.
8 ¿Por qué caería el precio de las materias primas? Por la menor demanda por estar anémicas las economías americana, la del área del euro y Japón. El temor a ese efecto fue el que hizo retroceder el precio del petróleo, que no ha vuelto a tener los altísimos precios que tuvo antes de la crisis de 2008. Hay economistas que remarcan que, aún antes de esta caída, el comercio mundial no se ha recuperado a niveles previos a la crisis de 2008 y que algunos países como China han sostenido su crecimiento apoyándose en el consumo interno para remplazar exportaciones y que eso podría apuntalar el precio de los alimentos como la soja.
9 ¿Es seguro que se cumplirán los pronósticos de Standard & Poor's? El papel de las calificadoras de riesgo es sumamente controvertido y muchos les adjudican una enorme responsabilidad por haber otorgado calificaciones de altamente confiables a paquetes de deudas hipotecarias que resultaron ser, en realidad, "bonos basura".
10 ¿Hay manera de ser inmune al contagio? Es difícil. La Argentina, que no está tomando activamente créditos en el exterior, no es vulnerable a una violenta suspensión de esa entrada de fondos, como le pasó a Grecia, España y Portugal, entre otros y a la propia Argentina en la crisis de 2001 y 2002. En cambio, el país parece vulnerable a una eventual reducción del ingreso de divisas por exportación de productos, en especial de los del complejo sojero, ante una caída de los precios, de las cantidades demandadas o de ambas a la vez. Del mismo modo, una significativa reducción del nivel de actividad en Brasil sería muy perjudicial para la Argentina.

Fuente: la nación

No hay comentarios: