jueves, 3 de febrero de 2011

La comunicación en las empresas


Es muy importante la buena comunicación en las empresas.He leído un artículo interesante en Pymeactiva titulado "Características de la buena y la mala comunicación", el que transcribo a continuación por su sencillez y veracidad:


La buena comunicación tiene dos características:



–Un sujeto expresa sus sentimientos de forma abierta y anima a la otra persona a hacer lo mismo.



–El sujeto, además de explicar cómo piensa y cómo se siente, intenta escuchar y comprender lo que el otro piensa y siente.



De acuerdo con esta definición, las ideas y sentimientos de ambos son importantes.



Por el contrario, la mala comunicación se produce porque entran en juegos factores que impiden el funcionamiento de este esquema de la comunicación. Por ejemplo, el miedo a la propia debilidad es una de las actitudes que da lugar a la mala comunicación. Esto se produce porque la mayoría de las personas lo que más desean es sentirse aceptadas y comprendidas.



Otras características nos sirven para conocer y comprender una mala comunicación en la empresa, como son la razón, la culpa, la humillación, las exigencias, la negación, ponerse a la defensiva, buscar un cabeza de turco, usar el contraataque, la desviación y la ayuda.



La razón



El individuo insiste en que tiene razón y en que el otro está equivocado. No es capaz de admitir que cada uno tiene su razón o su punto de vista.



La culpa



Sin dudarlo, el otro es el culpable absoluto.




La negación



La persona niega su enfado o su tristeza. Busca así defenderse, que el otro se sienta culpable o, simplemente, evadir el problema.



El ponerse a la defensiva



Hay personas en las empresas que no admiten haber hecho algo mal, ni reconocen ningún defecto. Es otra forma de defenderse. No indica que el otro es el que lo ha hecho mal, pero ahí queda eso.




La búsqueda de una cabeza de turco



El otro tiene un problema, que es “su problema”, y yo no tengo nada que ver en el conflicto.



El contraataque



En lugar de reconocer cómo se siente la otra persona, respondes a su actitud criticándola.



La ayuda



Cuando no te prestas a escuchar lo dolida, furiosa o deprimida que está la otra persona, aunque ofreces la ayuda para resolver el problema. Pero la otra persona lo que busca es ser escuchada, desahogarse.

No hay comentarios: