Share |

martes, 19 de octubre de 2010

Las carreras que hay que estudiar en Argentina 2010_los que más ganan

El modelo de país ya no es el mismo que el de hace una década. Ahora, el mercado laboral “pelea” ante la escasez de varios candidatos y sus remuneraciones no paran de crecer. ¿Quiénes son los más buscados en la Argentina K? ¿Qué salarios se pagan hoy para las distintas posiciones?


Con la recuperación de los niveles de actividad, las empresas agudizaron a lo largo de este año su pelea por los perfiles que escasean en el mercado de trabajo.



Es decir, aquellos que, por su importancia y criticidad para el negocio, se hacen acreedores de salarios envidiables y condiciones excepcionales de contratación.

Pero, en paralelo a esta falta de candidatos -formados sobre todo en las carreras “más duras”- en la Argentina K comenzó a evidenciarse un exceso de oferta de otros perfiles, aquellos más tradicionales.

De hecho, según estadísticas de la Secretaría de Política Universitaria, por cada millón de habitantes, por año egresan casi 500 profesionales de Economía y Administración, 350 abogados, pero sólo 87 ingenieros, sumando todas las especialidades de la disciplina.

Se trata, en definitiva, de las dos caras de la economía K. A diferencia de la década del 90, cuando el sector de los servicios era el protagonista absoluto del crecimiento económico hoy, en un país con mayor desarrollo manufacturero y fuerte preponderancia del sector agropecuario, el mercado necesita y demanda otro tipo de empleados que, muchas veces, no son fáciles de encontrar.

Este faltante alarma cada vez más a las gerencias de las compañías. Más aún: en algunos sectores pueden llegar a interrumpir el crecimiento en el corto plazo, además de representar un fuerte freno a la hora de planificar futuros negocios.

Más de la mitad de los empresarios, en problemas
De acuerdo a la quinta "Encuesta Anual sobre Escasez de Talentos" realizada por la multinacional Manpower, un 53% de los empleadores locales da cuenta de una situación que muchos de ellos ya la definen como preocupante.

En efecto, reconocen que enfrentan serios problemas al momento de tener que cubrir posiciones clave para sus negocios.

Este dato sitúa al país muy por encima del promedio regional, que en esta oportunidad fue del 34%, y tercero en la comparación global sólo por detrás de Japón (76%) y Brasil (64 por ciento).

¿Cuáles son esos perfiles? Tal como muestra la siguiente infografía, para los ejecutivos de empresas argentinas los puestos más difíciles de cubrir en la actualidad son los de técnicos, asistentes administrativos y obreros calificados, seguidos por los representantes de ventas y los tan “codiciados” ingenieros.


Y si bien cinco de los diez puestos del “top ten” de mayor demanda están vinculados a posiciones productivas, las secretarias y asistentes administrativas han escalado hasta el segundo lugar en el ranking.

Al respecto, Alfredo Fagalde, Director General de Manpower Argentina, señaló que esta mayor dificultad para cubrir una posición es la resultante de la combinación de dos factores:

Una baja oferta de candidatos para ocupar posiciones que requieren de una buena preparación técnica y conocimientos “duros”.


Las empresas también están empezando a requerir otros perfiles (como el el caso de las secretarias y asistentes) y competencias que, si bien son “más blandas”, tampoco las están encontrando en el mercado.

En diálogo con iProfesional.com, el directivo calificó a la situación de “preocupante” y señaló: “El hecho de que una de cada dos empresas no consiga dar con el postulante que requiere en plena reactivación económica, pone de manifiesto que se trata de un problema estructural”.

En opinión de Fagalde, “en los últimos años la economía argentina se fue reconvirtiendo de un modelo de servicios hacia otro más productivo. Es así como creció la demanda pero la oferta no logró acompañar.”

El experto en materia de empleo destacó que también se evidencian falencias en cuanto a la calidad de la capacitación técnica, más allá de la poca cantidad de postulantes para ocupar algunas posiciones.

“Si no se hace nada, esta carencia amenaza con interrumpir el crecimiento de varios sectores. Es un problema que preocupa a los empresarios y que se agudiza año tras año”, advirtió el número uno de Manpower en el país.

Los más complicados
Las empresas de desarrollo tecnológico, de infraestructura y de servicios son las que más demandan perfiles técnicos e ingenieros. Y, justamente, las que más sufren la falta de candidatos con aptitudes.

Al respecto, Fernando Racca, presidente de la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos de Argentina (CESSI), remarcó que este buen momento que atraviesa la industria no está acompañado de un incremento en la cantidad de profesionales que se requieren.

Y su afirmación encuentra sustento en la menor cantidad de interesados en forjar sus armas en esta rama de actividad.

Paradójicamente, este sector, que paga muy buenos salarios -incluso muchas posiciones se remuneran en dólares o en euros por brindar servicios al exterior– evidencia una baja en la cantidad de egresados de las casas de estudio: se estima que de 3.275 (2009) bajará a 2.783 para el 2011.

Según datos de la CESSI, en promedio las remuneraciones de la industria del software son un 35% superior a la de otros sectores productivos registrados. “Este sobresueldo que venimos pagando crece año a año”, destacó Racca.

El 70% del personal que emplean las empresas es considerado “crítico”. Se trata de analistas de sistemas, ingenieros informáticos y técnicos en infraestructura, entre otros.

“Sabemos que son clave para estar a la altura de la demanda que estamos recibiendo. Y, por ende, no hay remuneración que alcance para atraerlos”, remarcó el directivo de la cámara.

En su visión, en los próximos meses se llegará a un límite de crecimiento y se perderán negocios por la falta de recursos humanos capacitados.

“Un arquitecto de sistemas, con determinadas características, las empresas lo tienen que pagar muy bien -por encima de la media del mercado- más allá de su tamaño o facturación, porque sino se lo ´roba´ fácilmente la competencia”, afirmó Miguel Attala, gerente general de Infosalarial.com.

Es esta falta de profesionales la que sitúa a los especialistas en sistemas entre los mejores pagos del mercado laboral.

De acuerdo a un relevamiento realizado por la consultora HuCap, quienes trabajan en esta área dentro de las empresas (junto a los ejecutivos de finanzas) son los que obtienen las remuneraciones más altas:

Con 20 años, $10.000
No obstante, los niveles salariales son aún superiores en las empresas tecnológicas y en aquellas cuyo negocio principal es el desarrollo de software. E incluso, en algunos casos puntuales, la escasez es provoca una marcada arbitrariedad a la hora de acordar los salarios.

Al respecto, Juan Martín Giachino Chavez, director de RH Humans Group, una consultora especializada en selección de perfiles de IT, señaló: “Como las empresas que trabajan las últimas aplicaciones de IT tienen que asegurarse los recursos para trabajar y cumplir con determinados plazos, no especulan con los sueldos, sino que ofertan lo máximo posible para tener los recursos.”

Ante la consulta de iProfesional.com, el experto aseguró que “al haber poca demanda de especialistas en nuevas tecnologías como .NET y Flex, entre otras, en muchas ocasiones son los mismos candidatos quienes determinan el salario para trabajar.”

Y añadió: “Vemos que chicos que tienen entre 20 y 25 años están cobrando sueldos superiores a los $10.000 dado que están capacitados en tecnologías nuevas y, al haber pocos perfiles que las manejen, las empresas son capaces de pagar lo que sea con tal de tenerlos y seguir adelante con sus proyectos.”

A su vez, según contó Giachino Chavez, las compañías ofrecen “cualquier tipo de remuneración” a los profesionales de entre 45 y 60 años que si bien son especialistas en sistemas “viejos” (como AS 400- Cobol – RPG) son aún muy utilizados tanto en firmas nacionales como multinacionales. Son muy difíciles de encontrar. Y justamente como quedan pocos en el mercado, cotizan en alza.

Ingenieros, la figurita difícil del mercado
Además de la falta de perfiles de IT, al igual que lo sucedido en años anteriores, los ingenieros argentinos están contados “con los dedos de una mano”.

Y la creciente demanda por parte de empresas que requieren de profesionales provenientes de las distintas ramas de ingeniería no se ve reflejada en un incremento de la cantidad de estudiantes.

En la actualidad las carreras de abogacía, contador, psicología, administración y medicina conforman el “top five” de las elecciones de los jóvenes argentinos (según datos de la Secretaría de Política Universitaria).

“Hay una sobreoferta de perfiles tradicionales. Y, sin embargo, se siguen estudiando las carreras clásicas”, aseveró Attala.

Y graficó: “Un analista de impuestos hoy es muy difícil de conseguir para muchas organizaciones, por más que haya un montón de contadores, ya que hay pocos profesionales que se hayan especializado en esta temática. Y, por este motivo, sus salarios suelen estar un 20% por encima”.

En tanto, desde la consultora Total Rewards, su socio y director, Juan Carlos Rodríguez, manifestó que “este país cada vez requiere de más perfiles orientados a la industria manufacturera, pero sin embargo cada vez se estudia menos ingeniería”.

En su visión, es más fácil encontrar contadores y administradores ya que “son carreras que los jóvenes siguen estudiando y para las que continúa habiendo demanda.”

“En la actualidad, el país cuenta con algo más de 125.000 ingenieros. La tasa de estos profesionales por cantidad de habitantes ubica a la Argentina por detrás de Chile y Brasil, y muy lejos de las naciones de mayor nivel de desarrollo como Finlandia, Irlanda o Corea”, advirtió Pablo Bereciartúa, presidente a cargo del Foro de Jóvenes en el Congreso Mundial y Exposición Ingeniería 2010, que se realizó este lunes por primera vez en el país.

Según datos aportados, en las universidades nacionales se gradúan alrededor de 5.000 por año. Y prácticamente todos los alumnos de los últimos años de las distintas ramas reciben desde el sector privado ofertas de trabajo antes de terminar sus estudios.

La cifra, sin embargo, está lejos de ser suficiente para el actual modelo económico del país. En opinión del experto, es necesario triplicar la cantidad de estos perfiles, para así fortalecer sectores como, por ejemplo, el agroalimentario.

“En la medida en que la Argentina siga en una etapa de crecimiento, requerirá de todas las ingenierías, pero hay que prestarle mucha atención a aquellas ramas vinculadas a la producción, por ejemplo, las que colaboran con la cadena agroindustrial, los sectores de alto valor agregado tecnológico, e incluso el energético”, remarcó Bereciartúa.

Más allá de las ramas tradicionales (como por ejemplo la industrial o mecánica) los expertos también destacan la escasez de otras más específicas, como pueden ser las vinculadas con el agro, el petróleo o la minería.

Los agrónomos con experiencia son muy difíciles de encontrar, porque en la década del 90 estos profesionales se vieron obligados a reconvertir su perfil.

“Como tienen que ir a lugares y campos que implican mucho viaje, especialmente para las grandes compañías, los paquetes de compensación deben ser muy atractivos”, enfatizó Attala.

Y agregó: “A pesar de estas condiciones laborales atractivas, resulta difícil conseguirlos. Y como no son muchos, terminan obteniendo los niveles salariales que plantean desde un primer momento. Las empresas se los roban unas a otras. Esto hace que vayan subiendo el valor de sus posiciones.”

También los expertos dan cuenta del faltante de geólogos, geofísicos, especialistas en reservorios o en perforación.

Comerciales técnicos se buscan
El estudio de Manpower reveló que hoy los puestos de trabajo más difíciles de cubrir son los que requieren oficios manuales calificados, los representantes de ventas, los técnicos y los ingenieros.

Estos son los mismos perfiles que los empleadores señalaron como los más problemáticos en los últimos cuatro años, lo que demuestra que hay una continua falta de correspondencia en estas áreas.

En cuanto a otros puestos difíciles de cubrir, Attala hizo hincapié en los comerciales técnicos (una formación en ingeniería especializada), que suelen ser muy bien remunerados.

"Los comerciales técnicos son hoy un perfil bastante pedido y complejo de encontrar, porque son los que más se retienen y a la hora de cambio la oferta tiene que ser atractiva como para superar la de su actual empresa", expresó el gerente general de Infosalarial.com.

En tanto, Attala sostuvo que dicha escasez hace que “logren las mejores remuneraciones del mercado, en particular teniendo en cuenta su especialización comercial.”

En cuanto a los perfiles más operativos -y en línea con el informe de Manpower- todos los expertos consultados por este medio advirtieron que la falta de técnicos y operarios calificados no es un problema que se resolverá ni en el corto ni en el mediano plazo.

“Las empresas deberían informar mejor cuáles son las carreras con mayor salida laboral a futuro. En los próximos años el país necesitará más técnicos e ingenieros. Y hay que formarlos. Son políticas de largo plazo, que tienen que ver con la educación y con el negocio”, concluyó Rodríguez.
Fuente:
Cecilia Novoa
© iProfesional.com
 
Share |