miércoles, 22 de septiembre de 2010

seguirá el ciclo de fuerte crecimiento en la economia Argentina

Al participar del congreso de la Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina (Aeda), Ferrer señaló "la acumulación de reservas y la fortaleza que ha alcanzado el sector externo" y apuntó que "en lo fiscal el sector público está operando en una base de sustentabilidad y equilibrio, en parte por la mayor presión fiscal".



Este "cambio de época" está marcado por la recuperación de la gobernabilidad de la economía argentina, menor volatilidad por "poner al país de pie sobre sus propios recursos" y una "recuperación de la seguridad jurídica", sostuvo Ferrer.

Remarcó que en la Argentina hay "sustentabilidad macroeconómica y seguridad jurídica", al tiempo que aseguró que en el mundo cayó "el imaginario neoliberal y la hegemonía del sector financiero".


"La inflación que tenemos hoy en día es un aumento de precios, tal vez mayor al conveniente, pero no tiene nada que ver con la inflación histórica, es una inflación por inercia", aseguró el economista.


En este contexto, valoró que el país actualmente "cuenta con libertad de maniobra para enfrentar sus problemas a partir de sus propios objetivos".



Por su parte, Miguel Bein coincidió en describir un nuevo escenario en la economía del país. Dijo que es "una novedad" que "en esta economía, después de haber crecido 70 por ciento en siete años" sigan "sobrando dólares", a pesar de exhibir un alto nivel de gasto.



Bein consideró que esto tiene que ver con la política económica: "El tipo de cambio alto permitió que muchos sectores estén metidos en el comercio mundial con cierta competitividad". Destacó que "las reservas están más o menos en el mismo nivel de hace 3 años pese al pago de deuda".



Proyectó que para 2011 el superávit comercial rondará los 8.500 millones de dólares y habrá un "superávit de cuenta corriente chiquito". Además, estimó que el año próximo el tipo de cambio estará en 4,20 pesos, con una suba de 5 por ciento respecto del cambio actual y que "el crecimiento de los salarios en dólares será de 20 por ciento igual que este año".



"La fortaleza externa de la economía argentina es muy grande", remarcó Bein. El economista valoró el "equilibrio de cuenta corriente sin crédito externo" y advirtió que "Brasil está entrando en déficit".



"El programa financiero de la Argentina está cómodo; este año sobran 6 mil millones y el año que viene faltarán unos 5 mil millones que se podrán usar de las reservas", agregó.



Tres velocidades. Asimismo, evaluó que Estados Unidos tendrá una "salida lenta de la crisis", y dijo que el mundo marchará a "tres velocidades". Asia, con un crecimiento cercano al 10 por ciento; el G7 con tasas de 1,5 por ciento; y países como Argentina, con un desarrollo en torno al 6 por ciento.



Por otra parte, el economista Daniel Heymann dijo que la economía "ha crecido a tasas muy altas" pero advirtió que "un solo sector no puede llevar adelante el crecimiento del país" y remarcó: "Sin los recursos naturales no somos sostenibles, pero sólo con los recursos naturales no hacemos una economía".



Por último, si bien dijo que "la inflación actual no es comparable con el proceso inflacionario típico que Argentina tuvo muchos años", deslizó: "Igualmente la inflación me preocupa".



La presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, sostuvo que el tipo de cambio conveniente para un país en desarrollo como Argentina "es aquel que alienta el proceso de industrialización", y que no debe ser fijado sólo por la oferta y la demanda del mercado financiero. La funcionaria cerró ayer las deliberaciones organizadas por Aeda.


Fuente:
La Capital (Rosario)

No hay comentarios: