lunes, 12 de abril de 2010

La inversión del momento para los argentinos: construir o comprar

La elección del ladrillo como refugio de capital ha recobrado mayor protagonismo, en un contexto como el actual signado por las pocas -o casi ninguna- opciones de inversión que puedan resultar atractivas para el ahorrista común.
De acuerdo a los operadores del sector inmobiliario consultados por iProfesional.com, el incremento superó el 30% en el primer bimestre del año, en comparación con el mismo período de 2009, y seguió la misma tendencia en marzo.

Los primeros tres meses del 2009 habían sido realmente malos para el sector. Había mucho temor por el desenlace de la crisis económica y financiera mundial y el dólar se había constituido en el refugio por excelencia. Es por ello que el comparativo con el primer trimestre del año en curso arroja incrementos tan contundentes.
Aún así, los analistas hablan de una tendencia positiva que durará, al menos, hasta mediados de año. A partir de entonces, los precios comenzarán a ser noticia, al quedar de lado una tendencia relativamente estable, para comenzar a hacerse eco de la elevada inflación.


Otro dato no menor, del que dan cuenta los operadores del sector, es el notable crecimiento en el monto declarado en las escrituraciones. En enero, el mismo estuvo un 70% por encima del mismo mes del 2009, según datos del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires.

Ahora, sumado febrero y marzo, el monto escriturado tendría un crecimiento aún mayor, de entre 70 y 90% respecto al primer trimestre del año pasado



La reactivación evidenciada en la compraventa viene dada en la cantidad de operaciones estuvo empujada por el mayor número de interesados en buscar propiedades. Las búsquedas de unidades se incrementaron en más de un 140%, no sólo para la compra sino también para el alquiler. En cuanto al tipo de operaciones que finalmente se concretaron (por cada 10 búsquedas se genera un contacto), las unidades chicas y bien ubicadas han sido las protagonistas.
Esto no hace más que ratificar que, en general, una vivienda de calidad y emplazada en una buena zona le permitirá al propietario proteger su capital, más allá de las polémicas que suelen darse a veces por los precios, supuestamente elevados, que se manejan en el metro cuadrado.

En las viviendas chicas no sólo que se evidenció un notable repunte en la demanda sino que, además, los propietarios pudieron sostener más los precios. La gente las elige como resguardo de dinero ante la incertidumbre que genera la inflación. Hay mucho movimiento de viviendas de 50 metros cuadrado.
La mayor rotación se dio en aquellas de un valor de u$s70.000 a u$s140.000.
>Ante la creencia de que los precios seguirán subiendo, la gente invierte. Además, el empresario refugia el capital en inmuebles

Los precios hoy se mantienen estables pero estiman que lentamente retomarán la tendencia alcista que se diera en forma previa a 2009. Este argumento se funda en:
La fuerte suba en los costos de la construcción.
La poca movilidad del dólar, que no permite revalorizar las propiedades cotizadas en esa moneda y así absorber tales incrementos.
La inflación en pesos (20% a 25%) que más que duplicará en 2010 la suba esperada del dólar(10 por ciento).


Fuente: investigación realizada para iprofesional.com

No hay comentarios: