martes, 6 de abril de 2010

Diario de viaje: Venezuela_segunda parte

El estado de Zulia del que Maracaibo es capital, es el productor de la mayor parte de las riquezas del país, comenzando por la industria petrolera; en los últimos años incrementó la inversión en materia de infraestructura; una de esas obras en el Metro, construido con tecnología de punta representa un gran avance para el transporte metropolitano.

Unos de los objetivos de la visita es el puente Rafael Urdaneta que cruza el sector mas estrecho del lago Maracaibo, este puente es una maravilla tecnológica y fue en su momento el mayor en su tipo, totalmente en concreto armado y construido según los últimos adelantos de la época; el mirador a orillas del lago da una visión imponente de esta vía de comunicación entre la capital marabina y el resto del país.
El puente fue proyectado por el Italiano Riccardo Morandi y construido en los años sesenta y significó un gran avance en la infraestructura vial del país, ya que antes de su construcción el cruce debía hacerse por balsas o rodear todo el Lago Maracaibo con rutas precarias hasta los días de hoy.


Al poca distancia de la ciudad, a orillas del lago, existe aun una aldea indígena de la cultura Añu; Santa Rosa de Aguas, que aun mantiene sus costumbres y tradiciones; nos explicaron que alrededor del año 1500, el explorador Américo Vespucio navego por estas aguas y la singular disposición de las aldeas añu sobre palafitos y con canales de comunicación entre las viviendas le hicieron recordar a Venezia, de allí que uso un diminutivo para llamar a estas tierras: Venezuela.
En el centro histórico esta la Calle Carabobo que posee casas restauradas de la arquitectura colonial, su visual colorido parece tener influencia creole y formaba parte del barrio de Saladillo, demolido en los años 70 en nombre del progreso.
En la región central están dos marcos religiosos importantes de la ciudad, la Iglesia de Santa Bárbara y la basílica de N.S de Chiquinquirá (La Chinita), lo curioso de esta denominación es por causa de la de la imagen de la santa representada con los rasgos de los habitantes originales de la región, los Guajiros, reconocibles por su piel oscura y sus rasgos achinados, además de su vestimenta tradicional.
Maracaibo, capital del Zulia, es una gran ciudad a orillas de un gran lago, sin embargo la mayor parte de la edificación y de los lugares de esparcimiento ignora este hecho, hay muy pocos lugares como el Paseo del Lago donde se puede apreciar y caminar por su ribera.

Del Diario de Viajes enviado por Rubén Dario Aguero

No hay comentarios: