domingo, 26 de julio de 2009

Cartagena y cercanías


Fermina Araza y Florentino Ariza van navegando en barco por el río Magdalena al finalizar la película “El amor en los tiempos del cólera”. Dejo que recorran la pantalla todos los nombres de quienes participaron en la película, no me resigno a no seguir viendo la mágica historia de García Márquez que transcurre en Cartagena ni tampoco a dejar de escuchar la bonita canción que habla de su río cercano, pero por sobre todo no quiero dejar de ver rincones de Cartagena.Tantos recuerdos de esta increíble ciudad se agolpan en mi mente...

La hermosa bahía de Cartagena, en cuyas playas pasamos bellos momentos, solo interrumpidos por el acoso de los vendedores ambulantes. Los sentimientos de uno se contraponen y lucha en su interior. Por un lado, se quiere disfrutar de la arena, el sol y el mar, por el otro, ayudar a los lugareños: todos nos cuentan de su familia, de la necesidad que tienen que colaboremos con ellos ya que su única fuente de ingresos es el turismo. Cuando uno deja esta ciudad lleva consigo muchísimas artesanías, más de las que hubiera querido comprar- sobre todo collares y puslseras-

Varias veces cruzamos a distintas playas en las islas cercanas,como Baru, la más extensa de Colombnia, ya sea en lanchas rápidas o en barco de lento andar: allí también se encuentran los vendedores. En Paya Blanca nos cuentan que ponen dos horas para llegar desde sus casas a la playa y otras tantas para regresar a su hogar. Cómo no conmoverse? También están siempre presentes las palenqueras, descendientes de africanos que realizan masajes a los turistas en la playa. Se pelean entre ellas por cada cliente, como también lo hacen los vendedores de distintos tipos de mercancías. Pienso que la alcaldía debería organizar de algún modo a los vendedores, porque llega un momento en que el turista se siente realmente fastidiado, más allá de toda consideración. También están los raperos, los grupos que cantan son cubano, los ballenatos, y tantos otros.

En la esquina del hotel en que nos alojábamos, sobre Avenida San Martín, se encontraba el famoso Café Juan Valdez. Exquisito. Es imposible encontrar una mesa por la tarde, después de las cinco, horario en que cierran las playas, y antes de las 19, cuando empieza la hora de la cena. Quién no lleva café Juan Valdez de regreso a su país de origen? Los citi tours salen a las 14 hs. Dada la ubicación de esta ciudad respecto del ecuador, las mañanas son más calientes que las tardes, no obstante el calor resulta igualmente agobiante a toda hora. Vamos en las mismas chivas en que se se realiza el citi tour nocturno con grupos musicales y barra libre por las noches, terminando en una disco. Todos los pasajeros en "la rumba en chivas"- como se denomina a este citi tout-salida nocturna, llevan consigo instrumentos musicales, los mas comunes: las maracas.

Llama la atención la casa de García Marquéz, tiene un diseño modernozo desentonando con la ciudad histórica. Dicen que le confió su construcción a un arquitecto amigo y cuando la vió, ya no había marcha atrás. Yo creo que sí, que la hay, es más, deberían obligarlo a reformarla, para más, se encuentra muy cerca de la muralla, así es que desde el boulevar junto al mar se la aprecia muy bien en su estética moderna.

Cerca de Cartagena se encuentra la ciudad de Barrranquilla, lugar de nacimiento de la cantante Shakira, y por ello hay un monumento para ella, tal como hay uno en honor al pibe Valderrama, ex jugadador de futbol en su ciudad natal, Santa Marta, la que dista poco menos de trescientos km de Cartagena , siguiendo a Barranquilla.
Los city tour para ambas ciudades salen los miércoles y sábados únicmaente, muy temprano, alrededor de las 6 de la mañana. Se estila pedir en los hoteles un desayuno frío la noche anterior para llevarlo en el autobús. Barranquilla no tiene nada destacable. Se ve bastante pobreza. En el camino, mucha seguirdad del ejército y de la policía. Me llaman la atención las bici- taxis.

Santa Marta tiene alrededor de la catedral un barrio antiguo moy bonito. Por otra parte es soñada la playa del Rodadero. Lamentablente los sábados, día en que fuimos es muy concurrida. Santa Marta está rodeada de las sierras nevadas, haciendo de la playa del Rodadero un lugar sorprendente

No hay comentarios: