jueves, 20 de marzo de 2008

INVERTIR EN INMUEBLES

El oro es hoy la mejor inversión. También es una muy buena inversión en este momento de la economía argentina la adquisición de inmuebles.

La rentabilidad que genera el alquiler de los locales comerciales subió considerablemente en los últimos tiempos, sobre todo en todo el país. Los expertos dicen que se sitúa entre entre el 9% y 10% anual, en promedio.

El mercado inmobiliario viene reactivándose en forma sostenida. Además de la demanda normal de viviendas, son muchos los inversores que se vuelcan a la adquisición de inmuebles. Los alquileres de casas y departamentos tienen una tasa de rendimiento que hoy está en el orden del 6 al 7% anual, lo cual es muy favorable en comparación a otras inversiones de riesgo o a los depósitos bancarios. Los inmuebles son la inversión más segura, y paulatinamente van recuperando su valor en dólares. Entonces, por un lado hay un incremento del valor de la inversión, y por el otro, un aumento de su rentabilidad. En el caso de departamentos, a mayor dimensión, menor es el porcentaje de rentabilidad. Así, conviene invertir en tres unidades chicas, en lugar de en una grande. Por ejemplo, en la ciudad de Rosario un monoambiente promedia los $500 de alquiler mensual, el departamento de dos dormitorios: $ 800 y el de tres, $1.100 .

El sector de propiedades más beneficiado en los últimos tiempos ha sido el campo. Los campos destinados a granos recuperaron su valor anterior en dólares, debido a que los granos tienen una cotización internacional en esa moneda. En este aspecto, la demanda es muchísima y muy poca la oferta de campos en condiciones para sembrar. Es destacable que productores de la pampa húmeda, desde hace unos años acentúan la tendencia de vender pequeñas extensiones en esas zonas y comprar otras más grandes en el resto del país, por ejemplo en Salta, Santiago del Estero, norte de la provincia de Santa Fe. Los precios de los campos para soja dependen mucho de la zona.

Ha incrementado asimismo la demanda de galpones dada la expansión de la economía, destinándose a para fábricas y depósitos del agro, comercio e industria.

Las inversiones en casas o departamentos en zonas de vacaciones no resulta rentable dado los pocos meses que se alquilan.

No hay comentarios: